Analiza SHCP la manera de disminuir deuda pública en 2018

66 0

InsurgentePress, Ciudad de México. – Luego de llevar los pasivos públicos a un nivel récord durante este sexenio, la Secretaría de Hacienda plantea que para 2018 la deuda pública amplia podría bajar a 46.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Este nivel es incluso inferior al calculado por la dependencia en los Criterios Generales de Política Económica, donde estableció 47.3 por ciento del PIB.

Hacienda, hoy a cargo de José Antonio González Anaya, presentó su plan anual de financiamiento del próximo año, donde detalló que se buscará continuar con el proceso de consolidación fiscal (reducción de gastos mayor a ingresos) para llevar la deuda a la baja.

Sin embargo, el nuevo cálculo no coincide con el que la misma dependencia presentó en los Criterios Generales de Política Económica, donde anticipó que el nivel inferior al 46.3 por ciento se alcanzaría hasta después de 2020.

La deuda pública amplia es el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, el cual incluye toda deuda contraída directamente por el Gobierno federal, más pasivos de banca de desarrollo y rescates financieros adoptados en otros años.

Durante este sexenio, la deuda amplia alcanzó un nivel récord, ya que inició en 2013 con 6.5 billones de pesos y hasta octubre de este año acumuló 9.6 billones de pesos, de acuerdo con cifras de la propia dependencia.

Para controlarla, en el último año de José Antonio Meade, como Secretario de Hacienda, se utilizaron recursos que transfirió el Banco de México y se implementó una estrategia más agresiva para intercambiar pasivos de corto plazo por largo plazo.

El plan anual de financiamiento detalla que para 2018 se considera un endeudamiento neto equivalente a 2 por ciento del PIB y amortizaciones por 4.6 por ciento.

Anticipa que para cubrir las necesidades de financiamiento del Gobierno federal, en 2018 se recurrirá principalmente al mercado local de deuda y el endeudamiento externo se usará cuando existan condiciones favorables.

Además anunció su programa de colocación de valores gubernamentales correspondiente al primer trimestre de 2018, el cual incorpora sólo ajustes menores en relación a los montos subastados durante el cuatro trimestre de 2017.

También anunció que se está realizando un cambio en la figura de formadores de mercado.

Durante el primer trimestre se separarán las figuras de Cetes y Bonos M de la de formadores de mercado de Udibonos.

Además, se busca permitir la incorporación de nuevos participantes a la figura de formadores de mercado cada año.

Este abril de este año, la Comisión Federal de Competencia Económica abrió una investigación por la posible manipulación de tasas de interés por parte de los principales participantes en el mercado de subastas, que son los formadores de mercado.

El organismo planteó que el mercado de valores gubernamentales, valuado en 6.2 billones de pesos, pudo ser objeto de prácticas monopólicas por parte de algunos intermediarios financieros; sin embargo, aún no da resultados de sus pesquisas.

Con información de Reforma