Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831

Amplía Simone Biles leyenda en JJOO de Río

127 0

Agencias/Río de Janeiro.- La gimnasta estadounidense Simone Biles ha conquistado su segunda medalla de oro en los Juegos de Río de Janeiro al proclamarse campeona Olímpica del concurso completo individual.

Estados Unidos lleva tres años invicto en el ‘ all-around’ ya que sus gimnastas se han impuesto en los tres últimos campeonatos mundiales.Después de alcanzar de manera brillante el mismo metal en la competición por equipos el pasado martes, la espectacular e imbatible Biles sumó 62.198 puntos para repetir título a nivel individual. La plata fue para su compatriota y amiga Alexandra Raisman con 60,098, mientras que el bronce se lo colgó la rusa Aliya Mustafina con 58.665.

La joven ganadora de diez títulos mundiales sólo cedió el liderazgo de la prueba en la segunda rotación, en la que la rusa Mustafina la superó provisionalmente con una excelente actuación en las barras asimétricas con 15.666 puntos. Fue la mejor marca en las asimétricas de la noche carioca en el Arena Olímpica de Barra da Tijuca. Biles completó una rutina excelente en todos los sentidos, pero en las asimétricas realizó su actuación más pobre, no comparable con la brillantez mostrada por la rusa.

Después ya no hubo color. Biles volvió a toda máquina en la barra de equilibrio, en la que Mustafina vaciló y empezó a perder su ventaja. No fue capaz de conectar los movimientos que tenía planificados y perdió puntos de dificultad. Mientras tanto, sin hacer mucho ruido, Raisman empezó a cuajar una de las mejores actuaciones de su carrera alcanzando la segunda puntuación más alta en la barra de equilibrio.

Hace cuatro años en Londres se repitió el enfrentamiento por un escalón en el podio. Raisman y Mustafina estuvieron entonces tan igualadas en la pugna por la medalla de bronce que tuvo decidirse por las reglas del desempate, que estipulan que la puntuación más baja no se tiene en cuenta y permanecen las tres mejores. En aquella ocasión, Mustafina se hizo con el bronce y Raisman fue la que se quedó sin premio.

El suelo fue la última rutina de la noche para Biles. Allí, la tres veces campeona del mundo, se mueve de forma impecable. Su habilidad sobre la tarima roza casi la perfección durante esos 90 segundos. Ejecuta movimientos que sólo llevan su nombre.

Con su oro, Biles se ha colocado a tres de los cinco que se propuso conquistar en Río 2016. Por delante, en su camino hacia el mito de Nadia Comaneci, tiene aún las finales individuales de suelo, salto y barra fija.